24 - agosto - 2017

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Dios no tiene cara “avinagrada”

06 - agosto - 2017

Dios no tiene cara “avinagrada”

Antonio Rodríguez Rodríguez

Si hay algo que debería ir en el ADN de todo cristiano es la alegría. Y esto responde a que nuestro Dios no es un Dios al que le guste la pesadumbre, las caras largas o avinagradas, vivir en un constate pesimismo o en un completo tenebrismo como forma de existencia. Nada más lejos de esto. Porque Él no es así. Es el Dios de la Alegría, el Dios de la Vida. Y a esto nos invita cada día a los cristianos, a vivir irradiando esa alegría que nace de sabernos amados y elegidos por Él como hijos.

Bien sabemos que durante mucho tiempo (y aún hoy se sigue viendo en algunos aspectos) parece que se ha distorsionado a nuestro Dios y, por consiguiente, la vida cristiana, confundiendo lo que debería ser la mayor alegría con pesadumbre, lamento, “moralina” o falsa piedad, como si estuviésemos en un continuo funeral o, con palabras del papa Francisco, como si viviéramos en una constante Cuaresma sin Pascua.

Es el momento de comenzar la revolución de la alegría, de ser cristianos auténticos, mostrando el rostro de un Dios que es la misma alegría y que se alegra con la vida del hombre. Es el momento en la Iglesia de desechar todas esas actitudes, caras largas y avinagradas que no dan ningún testimonio y que dan una imagen falsa, distorsionada y rancia de nuestra fe y que, por supuesto, a nadie convencen. Es el momento de decir adiós a esas misas donde parece estar asistiendo a un completo duelo –triste y sombrío– en vez de reflejar que estamos participando de una auténtica fiesta. Es tarea de todo cristiano: de ti, que puedes estar leyendo estas líneas, y de mí, que a veces tampoco lo vivo así. ¿Te atreves a dar testimonio con tu vida del Dios de la alegría?

Decía San Ireneo de Lyon que “la gloria de Dios es que el hombre viva”. Y si ésta es la gloria, la alegría de Dios, el hombre por tanto tiene que vivir, con todo lo que supone: disfrutar, reír, divertirse, viajar, bailar, celebrar, tomar algo con los amigos… porque todo ello es bueno, y para nada se aleja de la vida cristiana; es más, Dios lo quiere así.

Esto no se cansa de recordárnoslo el papa Francisco con su lenguaje y su ejemplo, y es curioso que dos de sus documentos (“La alegría del Evangelio y “La alegría del amor”) lleven en su título este aspecto que él considera que es tan propio de la vida del cristiano. Y tú, ¿estás dispuesto? Es el momento de que demos el salto a la revolución de la alegría donde mostrar que la gloria de Dios es que el hombre viva –y viva alegre–. Porque, amigo, Dios no tiene cara “avinagrada”.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 6/08/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78