23 - agosto - 2017

Catedral

Noticias de Interés

 
 
El Santo Cristo de la Catedral vuelve restaurado

18 - febrero - 2014

El Santo Cristo de la Catedral vuelve restaurado

El Santo Cristo de la Catedral de Zamora, escultura del siglo XVI atribuida a Arnao Palla, ha vuelto a su lugar tras un proceso de restauración que ha durado cuatro meses. Tras ser expuesto en el templo, el Viernes Santo podrá volver a desfilar en la procesión de Nuestra Madre de las Angustias y retornará a su lugar original.

Zamora, 18/02/14. Esta mañana la Sala Capitular de la S.I. Catedral de Zamora ha sido el escenario de la rueda de prensa en la que se ha presentado a los medios de comunicación la restauración a la que ha sido sometida la imagen del Santo Cristo que la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias saca en procesión cada Viernes Santo.

El primero en intervenir ha sido José Ángel Rivera de las Heras, delegado diocesano para el Patrimonio y la Cultura y canónigo de la Catedral, quien ha ofrecido los datos más importantes de la imagen, que precisamente cumple ahora 20 años desfilando en la procesión de Nuestra Madre de las Angustias.

Atribución a Arnao Palla, autor del Cristo de las Injurias

En cuanto a su denominación, dijo que hasta ahora era “mal llamado Cristo de la Cruz de Carne”, señalando como más correcto el nombre de “Santo Cristo de la Catedral”. Una talla que “forma parte de un conjunto retablístico que se conserva en el lado meridional de la capilla mayor, el retablo del Santo Cristo”.

Acerca de la autoría de la escultura, “por las inscripciones que contiene el retablo, sabemos que fue realizado en el año 1546 por un maestro cuyo nombre tiene una inicial, la A. No sabemos si es Alonso de Tejerina o Arnao Palla”. Los expertos en Historia del Arte observan que se dan más similitudes con la obra del entallador y escultor transpirenaico Arnao Palla, “que trabajó en la zona de Toro en los años anteriores a la mitad del siglo XVI, y que realizó el retablo mayor de la iglesia de Venialbo”.

Por eso el crucificado “es posible que lo hiciera Arnao Palla”. En cuanto a las similitudes con la imagen del Cristo de las Injurias, también venerada en la Catedral y otra de las protagonistas de la Semana Santa zamorana, el sacerdote e historiador destacó “la composición, las formas, incluso el estilo, aunque todavía hay algunos elementos que proceden de la tradición gótica, como la sangre, tallada a borbotones. La policromía también es muy similar”.

Un meticuloso proceso de restauración

La restauradora, Patricia Ganado, detalló para los periodistas el proceso exhaustivo de conservación y restauración de la talla, señalando que “se han llevado a cabo los tratamientos habituales sobre unas patologías frecuentes en este tipo de esculturas”. Como, por ejemplo, “las grietas en los brazos, consecuencia del ensamble de las piezas del soporte”. Sin embargo, no presentaba grietas ni holguras en los pies ni en las manos. El principal punto de anclaje es un clavo a la altura del sudario por detrás.

La cabeza de la imagen era la zona más afectada por su situación, debido a la suciedad acumulada y a policromías degradadas. La corona de soga, por ser un soporte blando y más delicado, presentaba perdidas. “No conservaba ninguna espina exenta, sólo las resguardadas en el interior, y se le han colocado ahora siete espinas nuevas, aprovechando los orificios anteriores”.

En cuanto al proceso de limpieza de la policromía, Patricia Ganado explicó dos muestras a los periodistas, explicando cómo “el tono amarillento demuestra la oxidación de los barnices”. Por su parte, la cruz está policromada igual que una escultura, ya que la policromía simula la sangre, y hay elementos como la veta de la madera y el crucero con los cuatro clavos.

“La cruz estaba en muy mal estado, sobre todo en la parte baja, golpeada, rozada en las esquinas”, explicó. Y además tenía añadidos de otras intervenciones. Se elimino el del larguero vertical, “un añadido que difiere muchísimo del original”, una decisión tomada conjuntamente con los responsables diocesanos de la conservación del Patrimonio. Este añadido eliminado, de unos 30 centímetros, va a favorecer las labores de manipulación por parte de la Cofradía.

La restauradora también afirmó que “se está trabajando en una segunda fase de ejecución sobre el calvario y sobre posibilidades para garantizar más seguridad en el desmontaje de la imagen”. En cuanto al trabajo, se empezó en noviembre todo el proceso, después de bajar la imagen de su retablo.

Una satisfacción enorme para la Cofradía

La tercera en intervenir fue la presidenta de la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias, Isabel García, quien destacó la “satisfacción enorme” de esta asociación de fieles por la restauración de una imagen que cumple dos décadas de vinculación con ella. “Como se puede comprobar, el resultado de la restauración es impresionante, y así lo podrán contemplar todos los hermanos y los devotos del Santo Cristo”.

Aprovechó la ocasión para informar de que, en todo este tiempo previo a la Semana Santa, todos los lunes, desde las 17 hasta las 18,45 horas el Santo Cristo estará expuesto a la veneración en la Sala Capitular de la Catedral, y habrá cofrades acompañándolo. Será después de Semana Santa cuando la imagen regrese a su retablo.

Preguntada por el presupuesto de la restauración, que ha sido sufragado íntegramente por la Cofradía, aclaró que aún no se conoce exactamente, ya que se han descubierto pinturas desconocidas en el calvario del retablo que no permiten aún conocer el trabajo que llevará consigo la segunda fase de ejecución. El presupuesto inicial era de 9.000 euros, pero ahora podría modificarse por los nuevos descubrimientos.

Cristo crucificado, escándalo y locura

Por último, habló el deán de la Catedral, Juan González, que destacó lo que hay más allá de la obra de arte: el sentido de la representación del crucificado. “Podemos quedarnos en la belleza y en una gran admiración de la imagen, y eso es muy poco, o no es nada, porque este crucificado es algo más que belleza y admiración”, señaló.

El deán abundó en las reacciones que Cristo en la cruz ha provocado en el mundo y sigue provocando hoy. Se refirió a las palabras de San Pablo, que hablaba del escándalo o la locura que les parecía a unos y a otros en su tiempo. “¿Por qué Cristo crucificado ha molestado o molesta a la gente, cuando realmente lo que está simbolizando es amor y nada más que amor y entrega total a los hombres?”, se preguntó.

También citó el sacerdote otras palabras del apóstol de los gentiles, cuando éste dice que “muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo”. Y puso ejemplos muy concretos de reacciones negativas a la cruz de Jesús: “molesta en las escuelas, molesta muchas veces en las casas, molesta en los lugares públicos… parece que la imagen de Cristo molesta. ¿Por qué? Quizá porque acusa una serie de cosas que estamos haciendo mal”.

Frente a esto, destacó, hay una reacción que es la más importante, “la reacción de victoria. Desde la fe, este Cristo muerto es victoria, es triunfo, es salvación. Parece mentira que el hombre no se dé cuenta de esto. ¿A qué aspira? ¿En qué espera? Este crucificado que resucita es la salvación”.

Galería fotográfica del proceso de restauración y de la rueda de prensa

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78