21 - julio - 2019

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Ellas

11 - marzo - 2019

Ellas

Jaime Rebollo Calvo
I domingo de Cuaresma

El pasado viernes se celebraba el “Día internacional de la Mujer”, una celebración en pro de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida y del desarrollo pleno de la mujer como persona, institucionalizado desde 1975 por Naciones Unidas. La celebración en España de este día rompió un techo el pasado año cuando se convocó por primera vez una huelga feminista consiguiendo, más que nunca, hacer visible un problema cuya resolución debería ser un reto social del siglo XXI. Nos podemos felicitar porque se ha hecho mucho sí, que en el último medio siglo la mujer ha prosperado y avanzado un buen camino al que le queda mucho recorrido aún y, sobretodo, está salpicado (hablo de nuestro país pero es extensivo a otros) por la terrible lacra de la violencia de género. Una vez que el problema es visible se trata de normalizar la convivencia y la presencia de la mujer con el resto de la sociedad y de articular los mecanismos para ello. Hacer ideología de esta lucha o instrumentalizarla políticamente no deparará el fin deseado ni mucho menos, pero los políticos sabrán lo que hacen.

Si nos referimos a todos los ámbitos de la vida, es a todos, la Iglesia no puede estar ajena a estas situaciones sociales. Y el papel de la mujer en la Iglesia es también objeto de debate en la actualidad, y esto también puede considerarse un avance de un camino al que le quedan muchas etapas por cubrir. Desde 2016 el Papa Francisco impulsa una comisión de estudio sobre la restauración del diaconado permanente femenino, el masculino fue recuperado en la Iglesia de Occidente a raíz del Concilio Vaticano II. Los diáconos sirven para administrar algunos sacramentos, no pueden consagrar, no pueden impartir el perdón ni la unción de enfermos pero pueden predicar, celebrar la palabra, celebrar bautismos, matrimonios… en resumen aportan gran riqueza a la labor pastoral, al margen de la ayuda que prestan a los sacerdotes. La restauración del diaconado permanente fue un “volver orígenes” ya que su figura existía en los primeros siglos de la Iglesia. Entonces había diáconos varones y diaconisas (mujeres).

El diácono permanente, aporta un papel esencial, reivindica a los laicos como parte elemental de nuestra Iglesia qué, a veces, parece que se acota a los consagrados olvidándose de los fieles, la Iglesia como casa de todos. Y si la labor es la de llevar el Evangelio a todos ¿por qué no el diaconado femenino como un primer paso para normalizar la tarea? A ponerse a ello.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 10/03/19.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78