22 - septiembre - 2017

Secretariado de Pastoral Vocacional

Noticias de Interés

 
 
La Iglesia se une para rezar por las vocaciones

04 - mayo - 2017

La Iglesia se une para rezar por las vocaciones

En una rueda de prensa, representantes de la Pastoral Vocacional, de la Vida Consagrada y de las Misiones de la Diócesis de Zamora han presentado la doble efeméride eclesial que se celebra el próximo domingo: la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas, con el lema “Empujados por el Espíritu… Aquí estoy, envíame”

Zamora, 3/04/17. El próximo domingo 7 de mayo, cuarto domingo de Pascua, es el día dedicado a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Desde hace 54 años, en este domingo llamado “del Buen Pastor” la Iglesia pide en la oración, de manera especial, por las vocaciones cristianas, y le da gracias a Dios por las vocaciones que suscita entre los jóvenes. En España, a esta convocatoria se suma la Jornada misionera de Vocaciones Nativas, de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que añade a aquella petición el compromiso por las vocaciones en los países de misión. Así pues, en una misma jornada celebramos dos campañas.

Para la preparación de esta gran Jornada vocacional, trabajan conjuntamente tres organismos eclesiales: la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, encargada de ayudar a las diócesis en la pastoral vocacional; el Área de Pastoral Juvenil Vocacional de CONFER (Conferencia de Religiosos), que colabora con las instituciones religiosas en su empeño por suscitar y acompañar las vocaciones a la vida consagrada; y las Obras Misionales Pontificias, que se ocupan de cooperar con las Iglesias locales de los territorios de misión en el sostenimiento de sus vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa.

Dentro de esta misma campaña, el jueves 4 a las 20,30 horas tendrá lugar una vigilia de oración por las vocaciones en la iglesia de San Andrés.

Tres organismos diocesanos

¿Por qué se juntan tres organismos diocesanos para una misma jornada? La razón es muy sencilla: Estamos hablando de dos campañas que tienen como objetivo fundamental la promoción de vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Pero hasta ahora se distinguía entre las vocaciones de aquellas Iglesias que estaban presentes en países con una larga tradición cristiana (como es España), y aquellas vocaciones “nativas” propias de las nuevas Iglesias recientemente surgidas en los países de misión.

El Papa Francisco, en este afán de ayudarnos a renovar las estructuras de la Iglesia, nos ha ayudado a descubrir que cuando hablamos de vocación en la Iglesia debemos entender “servicio”. Y para el servicio no existen fronteras geográficas ni institucionales: cualquier vocación es, por esencia, una invitación a servir a la Iglesia donde ella necesita ser servida.

Lema y cartel

El lema elegido para este año es “Empujados por el Espíritu… Aquí estoy, envíame”.

“Empujados por el Espíritu...” Esta primera parte del lema nos habla del título que el papa Francisco ha puesto a su Mensaje para la 54 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Nos habla del Espíritu de Jesús como motor de los corazones para ir a evangelizar, de modo que todo llamado se convierte en misionero.

“Aquí estoy, envíame”. Esta segunda parte del lema de este año nos habla de la respuesta en libertad que toda vocación necesita. Es el compromiso para dejar a un lado la tranquilidad de una vida más o menos acomodada, y salir al encuentro del otro para hacerle presente a Dios.

La Jornada de Vocaciones Nativas 

Según informó Montse Prada, de la Delegación Diocesana de Misiones de Zamora, la Jornada de Vocaciones Nativas está dedicada a la oración y la cooperación económica con los jóvenes que son llamados a la vocación sacerdotal o religiosa en los territorios de misión. La existencia de las vocaciones locales muestra que el Evangelio anunciado por los misioneros ha echado raíces y asegura el futuro de las Iglesias jóvenes.

Sin embargo, muy a menudo las vocaciones que surgen en los territorios de misión tienen serias dificultades para seguir adelante en su formación por problemas económicos. Por eso, La Obra Pontificia de San Pedro Apóstol –una de las Obras Misionales Pontificias (OMP)– es la institución que se encarga de fomentar la colaboración con las vocaciones nativas, a través de esta Jornada y de otras iniciativas diversas. Esta Obra sostiene anualmente 75.209 seminaristas (uno de cada tres seminaristas del mundo) y 6.569 novicios y novicias en su primer año de formación.

Todos los países del mundo donde está presente OMP –140 países en los cinco continentes– organizan colectas para ayudar a las Vocaciones que surgen en las misiones. En 2016, gracias a la solidaridad de toda la Iglesia, esta Obra Pontificia distribuyó 20.970.167,13 €.

Por otra parte, también en 2016 OMP España ayudó a las Vocaciones Nativas con 1.736.277,65 €. Este dinero llegó a 16 países de misión, donde se financiaron 182 proyectos. Los zamoranos aportaron a esta causa, entre donativos de la campaña y herencias 38.504,20 €.

Todo ello es el fruto del compromiso de muchas personas que han colaborado económicamente a través de la colecta de las parroquias (la próxima será del domingo 7 de mayo) y durante todo el año a través de donativos domiciliados, “becas de estudio” (completas o parciales); donativos en la web y herencias o legados hechos para este fin. Además, se puede colaborar a través de la oración.

Pero, ¿por qué colaborar económicamente con la promoción de las vocaciones a la vida religiosa o sacerdotal de los países de misión? Por una razón muy sencilla, y es que los cristianos con una especial consagración son los primeros agentes de transformación de la realidad, muchas veces deficiente, que existe en numerosos países con un desarrollo económico muy pobre. No olvidemos que los religiosos, religiosas y sacerdotes, en la actualidad, llevan a cabo en tierras de misión infinidad de proyectos de promoción social que ayudan a muchas personas a luchar por su dignidad y por la justicia en su entorno más inmediato. Por tanto, promocionar las vocaciones nativas significa ayuda a que ese compromiso con la justicia que nace del evangelio de Jesús, siga adelante.

Los consagrados en Zamora 

El religioso salesiano Mateo del Blanco, representante de CONFER, explicó que en la Diócesis de Zamora tenemos que hablar de una presencia de congregaciones religiosas en dos modos diferentes: la vida contemplativa, que son aquellas monjas que viven en clausura para dedicarse exclusivamente a la oración; y la vida activa, que son aquellos religiosos y religiosas que se dedican a actividades apostólicas de diferentes tipos.

Dentro del grupo de las religiosas de vida contemplativa, lo primero que cabe decir es que en la diócesis de Zamora sólo existen monasterios femeninos, sin que haya ningún monasterio de monjes. Hablando de datos concretos, tendremos que decir que los monasterios de monjas contemplativas son 15, pertenecientes a 8 órdenes religiosas. En total son 161 las monjas que viven en los 15 monasterios repartidos por la Diócesis de Zamora.

Por otro lado, las órdenes y congregaciones masculinas de religiosos de vida activa son 5, con un total de 22 religiosos distribuidos por 5 comunidades. De los 22 religiosos, 15 son sacerdotes. Además, existen en Zamora 14 órdenes y congregaciones femeninas de vida activa, con un total de 222 religiosas distribuidas en 27 casas. Finalmente, hay en Zamora 20 miembros de institutos seculares.

Por tanto, si sumamos todas las cantidades de religiosos y religiosas en la Diócesis de Zamora, tendremos que hablar de 425 personas viviendo en comunidades en consonancia con su carisma particular y de acuerdo con los votos evangélicos de la obediencia, la pobreza y la castidad. No son cifras bajas, sino que estamos hablando de medio millar de hombres y mujeres consagrados a Dios en una misión. Esto debe ayudarnos a reflexionar acerca del peso real que estas personas están teniendo en nuestra sociedad zamorana a través de la enseñanza, de la oración, de la atención sanitaria, de la asistencia geriátrica, del compromiso social con los más desfavorecidos… Los religiosos y religiosas, de hecho, son un puntal silencioso de una parte importante de lo que la Iglesia y la sociedad de Zamora son.

De este modo, los estilos de vida religiosa de estos hombres y mujeres quieren convertirse hoy en un modelo alternativo para los jóvenes. Frente a los numerosos mensajes de nuestro mundo que estimulan el consumismo insolidario, los religiosos y religiosas se presentan pobres para ser libres. Frente a la falta de criterios en muchos jóvenes, los religiosos y religiosas, con su obediencia, se convierten en alternativa de una vida que ha encontrado el sentido en Dios, a quien buscan y a quien escuchan. Y frente a una banalización del amor con la que tantas veces se encuentran muchos jóvenes, los religiosos y religiosas, viviendo en castidad, anuncian un amor que no tiene barreras y que siempre acaba transformándose en entrega. Por eso la vida religiosa hoy se presenta como alternativa a lo que nuestros jóvenes están acostumbrados a vivir.

Las vocaciones sacerdotales

Florentino Pérez, rector del Seminario Mayor y Menor y director del Secretariado Diocesano de Pastoral Vocacional, explicó en la rueda de prensa que con motivo de la campaña del Día del Seminario, en el pasado mes de marzo ya se habló de la realidad de ambos Seminarios Diocesanos. No vamos a repetirnos. Baste con señalar que, en la actualidad, el Seminario Menor cuenta con 67 alumnos, desde 1º de ESO hasta el Bachillerato; y el Seminario Mayor está formado por 7 seminaristas, de los cuales, uno de ellos será ordenado sacerdote en los próximos meses. Esta buena noticia es el fruto de muchos años de trabajo acompañando a adolescentes y jóvenes en su discernimiento y maduración vocacional.

Sin embargo, los datos de nuestra Diócesis de Zamora sobre el número de sacerdotes nos muestran que es necesario un compromiso por parte de cada uno de los cristianos católicos en promover las vocaciones sacerdotales. Así, en la Diócesis, los datos extraídos en el año 2015 señalan que, de los 153 sacerdotes de Zamora, 95 tenían entre 70 y 90 años; mientras que sólo 58 tenían menos de 69 años. Hoy, dos años después de extraer estos datos, las cifras ya son diferentes, puesto que, por ejemplo, a día de hoy, el número de sacerdotes residentes en la diócesis con 70 años o menos, suma un total de 48 sacerdotes con la existencia de 303 parroquias en la diócesis.

Lejos de caer en un pesimismo paralizante, estos datos deben empujarnos a tomar una mayor conciencia del papel de sacerdote en nuestras comunidades cristianas, para así encontrar nuevas formas de promover las vocaciones sacerdotales. Cabe señalar que hoy son muchos los hombres y mujeres que necesitan una atención religiosa a través de la celebración de los sacramentos, del acompañamiento espiritual, de ayudas materiales para dar respuesta a necesidades básicas… Y por eso se hacen necesarias nuevas vocaciones al sacerdocio. El solo trabajo del Seminario, no es suficiente. Hace falta el apoyo y la implicación de todos los cristianos teniendo la valentía de hacer una propuesta clara a aquellos jóvenes y adolescentes que manifiestan indicios de una inquietud vocacional hacia el sacerdocio. Esos jóvenes son necesarios: los necesitan las personas concretas y la Iglesia de Zamora en general.

Galería fotográfica

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78