24 - abril - 2019

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Los pobres, principales destinatarios de la Buena Noticia de Jesús

28 - enero - 2019

Los pobres, principales destinatarios de la Buena Noticia de Jesús

Antonio Jesús Martín de lera
III domingo del Tiempo Ordinario
   
El evangelio de hoy nos presenta el discurso programático de Jesús en la sinagoga de Nazaret. Hoy, en el lugar de la sinagoga, hay una la iglesia que recuerda la presencia de Jesús en aquel lugar, mi experiencia y la de muchos peregrinos es que es un lugar especial donde uno fácilmente se imagina la escena que nos cuenta Lucas y la hace suya y se siente interpelado por la palabra del Señor.

Jesús  leyendo el texto de Isaías presenta una síntesis de lo que va a ser su ministerio, su vida y sus mensaje. Lo que anuncia se hace realidad en su persona. El ha venido a “evangelizar a los pobres”, a ser Buena Noticia para ellos, para los que están necesitados y esperando buenas noticias.

Lucas describe con todo detalle lo que hace Jesús en la sinagoga de su pueblo: se pone de pie, recibe el libro sagrado, busca Él mismo un pasaje de Isaías, lee el texto, cierra el libro, lo devuelve y se sienta. Todos han de escuchar con atención las palabras escogidas por Jesús.

El texto habla de comunicar liberación, esperanza, luz y gracia a los más pobres y desgraciados. En medio de un mundo lleno de malas noticias, los cristianos estamos llamados a ser testigos de buenas noticias. Una buena nueva que surge de nuestra convicción de la solidaridad de Dios con nuestra vida y nuestra historia y de la certeza de que cuando nos unimos en  torno a causas justas podemos rehacer la historia y escribir páginas de vida y amor. La buena noticia, de la que somos portadores es una práctica y un compromiso que cambia nuestra realidad y nuestro mundo.

Jesús libera a los cautivos. Sería ingenuo desconocer la existencia de cientos de cadenas que nos atan. Nos roba la libertad la cadena del odio que hace que veamos en el otro un potencial enemigo y no un hermano. Nos roba la libertad la cadena del pensamiento único que no nos deja reconocer el valor de la diversidad poniendo barreras al que piensa y siente distinto. Nos roba la libertad la cadena de la soberbia y el orgullo que nos hace creer superiores y con derecho a descartar a cientos de miles de hermanos y hermanas. Nos roba la libertad la cadena de la ceguera que nos impide ver la realidad. Los discípulos del Maestro estamos llamados a ser agentes de liberación.

Habrá cristianismo y habrá evangelización en la medida en que todos, en especial los pobres, vivan la Buena Noticia de su liberación.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 27/01/19.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78