22 - septiembre - 2017

Delegación de Medios de Comunicación Social

Noticias de Interés

 
 
Trans-figuración y fobia al cuerpo

12 - marzo - 2017

Trans-figuración y fobia al cuerpo

Ignacio Rodríguez Coco

Domingo II de Cuaresma – Ciclo A

La lectura del evangelio de hoy es el relato de la trans-figuración. Es la escena más onírica (parece un sueño) del evangelio y de la vida de Jesús. Para entenderla hay que situarla en continuidad con los relatos de la presencia de Dios que se narran en el Antiguo Testamento.

La subida a una montaña alta (como la subida al monte Sinaí), la metamorfosis de Jesús en privado ante sólo tres de sus discípulos y su rostro resplandeciente como el sol (como la cara radiante de Moisés tras encontrarse con Dios), sus vestidos blancos de luz, la presencia de Moisés y Elías conversando con él (en continuación del profetismo), la presencia de una nube luminosa que los cubre (como la nube que seguía al pueblo de Israel por el desierto tras su salida de Egipto), la voz de Dios que habla desde ella (como la voz que llamó a Abraham, a Moisés y a todos los profetas), el miedo que invade a los discípulos, que cayeron de bruces llenos de espanto (como el terror sagrado que invade a Moisés ante la zarza ardiente), y el misterioso mandato de Jesús para que no cuenten nada hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos… son detalles que nos remiten a un misterio superior.

De una manera velada, que lo dice todo pero no explica nada, pretenden revelar qué y quién es Jesús y en qué consiste la vida nueva de la que él habla. Es la trans-figuración anticipación del cielo en la tierra y respuesta final al anhelo del corazón humano, que hace exclamar: “Señor, ¡qué bien se está aquí!”. Es resurrección anticipada. Y la resurrección es una trans-formación en la que, sin dejar de ser el cuerpo que somos, seremos cuerpo trans-figurado, resucitado, espiritual. En la trans-figuración y tras la resurrección Jesús no es el mismo, pero sí él mismo, con su cuerpo humano. Como nosotros, tras la resurrección de la carne, no seremos ya los mismos, pero sí nosotros mismos (en cuerpo y alma).

Nuestra corporeidad nos hace ser lo que somos. Frente a los que odian la verdad del cuerpo y afirman, como el otro día un científico, que en 300 años no necesitaremos el cuerpo y que dispondremos de ¡miembros periféricos intercambiables! para trans-formarnos a nuestro antojo; y ante los que afirman que se puede cambiar de sexo como de camisa, la Iglesia cree sólo en tres trans-formaciones posibles del ser humano: la conversión, que trans-forma al hombre de pecador en justo; la resurrección, que trans-forma el cuerpo mortal en cuerpo vivo resucitado; y la trans-substanciación, que trans-forma el pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Las demás trans-formaciones no son sino deformaciones de la verdad del ser humano.

Publicado en La Opinión-El Correo de Zamora, 12/03/17.

De interés general

Horario de misas

Horario de misas

Consulte los horarios de misa a las que puede asistir en la Diócesis…

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78