16 - octubre - 2019

Actualidad de la Diócesis de Zamora

Noticias de Interés

 
 
Sanar Almas

28 - mayo - 2019

Sanar Almas

“Curad a los enfermos”, pidió Jesús a sus apóstoles. Y desde entonces la Iglesia ha asumido esa tarea con varios ejemplos: hospitales, sanatorios, clínicas...No sólo eso, sino que la Unción con el santo óleo es el sacramento que la Iglesia pone a disposición de los enfermos para aliviarles en el dolor y en su sufrimiento. Por tanto, los cristianos siempre han estado -y están- junto a los malheridos y a los convalecientes.

Por otro lado, la fe en Jesucristo ha hecho posible que el dolor tenga un sentido, tal y como explica Benedicto XVI: “Lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo, que sufrió con amor infinito” (Spe salvi, 38).

Así las cosas, los cristianos enfrentan la enfermedad y el dolor desde un prisma de optimismo, mientras que la Iglesia se encarga de acompañar en esta coyuntura.

Tal es así que la Iglesia en España dedica dos jornadas a lo largo del año a la Campaña del Enfermo: 11 de febrero, festividad de la virgen de Lourdes, es el Día del Enfermo (mundial); el 26 de mayo de 2019 se celebra la Pascua del Enfermo (en España). El lema de este año es: “Gratis habéis recibido, dad gratis”. Con esta campaña se pretendes reconocer el valor de la gratuidad en la entrega al cuidado de los enfermos, como reconocimiento de lo recibido. Es necesario hacer una reflexión sobre la importancia del voluntariado, en España hay más de 18. 500 voluntarios y la necesidad de animas a más personas en esta dirección.

Pastoral de la Salud en Zamora

De forma organizada, la diócesis de Zamora cuenta con diferentes estructuras al servicio del enfermo y sus familiares. La Pastoral de la Salud es el ejemplo más claro y su objetivo fundamental es: “prolongar la acción de Jesús con los enfermos, como expresión de la ternura de Dios hacia quien sufre, ayudando a superar esa situación”.

En la diócesis de Zamora se creó este Secretariado hace 22 años y al frente del mismo se encuentra, actualmente, Conchita del Teso, acompañada por un equipo de cinco personas: dos enfermeras, dos trabajadoras sociales y un administrativo.

“Pastoral de la Salud no funcionaría sin la presencia de los agentes de pastoral de la salud de las parroquias, ellos son enviados a través de la parroquia a visitar a los enfermos en sus domicilios, en las residencias y cuando están hospitalizados, siendo portadores de humanización y de cercanía hacia el hermano que sufre...Yo estoy en  contacto con  unos 80 agentes, y durante el curso tenemos encuentros en la Casa de Ejercicios, donde oramos y profundizamos sobre el tema que se ha tratado, y a la vez nos formamos y actualizamos nuestros conocimientos para visitar al enfermo, porque la buena voluntad no vale”, apostilla Conchita.

“No entro hablando de Dios, son los enfermos quienes acaban hablando de Él”

Julia Fernández es una de las voluntarias que forman parte del equipo de agentes de pastoral de la salud, vinculada a la parroquia de Santa María de la Horta de Zamora. A sus 77 años, maestra jubilada, continúa llevando a los enfermos un poquito de aire fresco. “Me ayudan ellos a mí, más que yo a ellos”, explica Julia quien lleva más de diez años visitando a los enfermos en sus casas, siempre y cuando soliciten su compañía.

“Mi tarea consiste en acompañar al enfermo y a la familia en su casa, sobre todo voy a escuchar, porque la gente vive en soledad y necesitan hablar y ser escuchadas. No entro directamente hablando de Dios, no es necesario, al final siempre son ellos los que acaban hablando de Él”. En otras ocasiones, Julia contacta con las personas solitarias o enfermas en la calle: “cuando tú pasas por un lugar a diario y siempre te encuentras allí con la misma persona, esa persona suele estar sola y necesitar compañía”. Ése es el último ejemplo del que habla Julia: “Una señora sentada en un banco durante varios días, al final me siento a su lado una mañana y empezamos a hablar. Primero hablamos del tiempo, pero con el paso de los días se acaba desahogando y quedamos día tras día para hablar. Ella estaba muy sola y no tenía a nadie con quien estar”.

Otras veces, la función de Julia es dar la comunión en casa a un enfermo que no puede acudir a la iglesia, siempre “con el permiso del párroco”. Otras familias le piden que les lea el evangelio…En definitiva, Julia es una pequeña ventana al exterior en los hogares de las personas convalecientes o solitarias.

“Necesitamos humanizar más nuestro trabajo”

María Luisa Diez es auxiliar de enfermería y desde hace algunos años forma parte de PROSAC (profesionales sanitarios cristianos). Se trata de una asociación, vinculada a Pastoral de la Salud, que promueve “un laicado comprometido con el mundo de la salud, que dé un testimonio evangélico en su quehacer profesional”.

En Zamora lo conforman siete personas, un número algo “pobre” desde el punto de vista de María Luisa: “en PROSAC hablamos de temas interesantes para todos, interesantes desde el punto de vista cristiano, pero también desde unos valores humanísticos. No entiendo cómo no hay más personas del campo de la salud vinculados a PROSAC”.

María Luisa trabaja en una residencia de ancianos de Zamora y considera que formar parte de esta asociación le ayuda a desempeñar mejor su trabajo, con una mayor sensibilidad. “No podemos mecanizar el trabajo y olvidarnos de que tratamos con personas. Hay que tratarles como nos gusta que nos traten a nosotros, aunque sean mayores, aunque estén enfermos…”. Explica esta auxiliar de enfermería que manteniendo este trato con los mayores, obtiene también mayores satisfacciones: “te lo agradecen con una sonrisa, con una mirada, con buenas palabras…Si hablas con respeto y cariño, recibes lo mismo”.

Por otra parte, insiste en que el personal sanitario sirve para curar: enfermedades, heridas…Pero este colectivo también “sana” porque con un trato humano se curan “otras heridas”. “Simplemente con decir un buenos días, un qué tal se ha levantado hoy, qué descanses…Así también se sana”.

Los otros

Y al igual que existe esa parte organizada de la Iglesia para estar al lado de los enfermos: Pastoral de la Salud, la capellanía en los hospitales, etc. También en medio de la enfermedad están los otros cristianos, aquellos que tal vez no formen parte de ninguna de estas estructuras, pero que desde su perfil de cristianos desempeñan su trabajo de otra forma.

En la diócesis de Zamora, son decenas los casos de médicos, enfermeras, auxiliares, trabajadores sociales, terapeutas, psicólogos…Que llevan la alegría y la esperanza del evangelio a sus consultas, al pie de una cama, a un despacho o en cualquier otro lugar. Cristo se hace presente y se vale de multitud de maneras para llegar a los débiles en cualquier lugar y cualquier situación.

 Virgen de Lourdes, patrona de los enfermos

El 11 de febrero se celebra en la Iglesia Católica universal el día de la Virgen de Lourdes, en conmemoración de la primera aparición de la Madre de Dios a la joven francesa Bernadette Soubirous en 1858, en la cual María se presentó como "la Inmaculada Concepción". Posteriormente siguió manifestándose durante 18 encuentros más.

Nuestra Señora de Lourdes tiene una tradición arraigada de milagros atribuidos a su intercesión de sanaciones de problemas de salud y en favor de personas desahuciadas, por lo que es la patrona de los enfermos. En Zamora existe una gran devoción mariana a esta imagen que da nombre a la parroquia del barrio Pantoja y que cada año reúne a numerosos fieles en la procesión de las Antorchas de Nuestra Señora de Lourdes.

En las sucesivas apariciones a Bernardita, la Virgen le pidió penitencia, oración por los pecadores y rezó el rosario con ella además de expresarle su deseo de que en la gruta se erigiera una capilla, donde actualmente se encuentra el famoso Santuario de Lourdes en Francia.

El actual rector del Santuario, el padre André Cabes, inauguró recientemente el “Año Bernardita” o año jubilar de Santa Bernardette Soubirus, en honor a la vidente de la Virgen de Lourdes que se encuentra de triple aniversario este 2019.El 7 de enero de 2019 se celebró los 175 años del nacimiento de Bernardita y el 9 de enero sus 175 años de bautismo. Además, el 16 de abril se conmemoró el 140° aniversario de su muerte.

Lo que más llama la atención al peregrino de Lourdes, y sobre todo al simple visitante, es la presencia de los enfermos en el Santuario. Todos los maltratados por la vida encuentran un consuelo. Oficialmente, son 80.000 los enfermos y discapacitados de todos los países que vienen a Lourdes cada año. Las primeras curaciones de Lourdes tuvieron lugar en el tiempo de las apariciones. Ya en esta época, algunas personas, conmovidas a la vista de los enfermos, les ofrecieron espontáneamente su ayuda. Son los hospitalarios y hospitalarias. La curación de los cuerpos no puede ocultar sin embargo la curación de los espíritus. Los enfermos como los considerados sanos se encuentran ante la Gruta de las Apariciones, delante de la Virgen María para compartir una oración.

De interés general

Programas diocesanos en COPE

Programas diocesanos en COPE

Aquí podréis volver a escuchar tantas veces como queráis y descargar los programas…

Patrimonio

Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista

Zamora

Patrimonio

Catedral de Zamora

Catedral de Zamora

Zamora

Obispado de Zamora. Puerta del Obispo, Nº 2 - C.P.: 49001 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 18 02 / Fax: 980 50 90 82 Email: info@diocesisdezamora.es
Casa de la Iglesia - Seminario. Plaza del Seminario, Nº 2 - C.P.: 49003 - Zamora (España) Teléfono: 980 53 52 78